All for Joomla All for Webmasters
esen
ico faceico twitico youtico inico instico correoico form

Santos

SANTO DOMINGO DE GUZMÁN

 

SANTO DOMINGO DE GUZMÁN Por: Fray Eduardo Gonzalez Gil. O.P.

Domingo de Guzmán, hombre de la Palabra

El bienaventurado Domingo de Guzmán anhelaba ardientemente la salvación de sus hermanos. Fervoroso en la predicación, de día, de noche y en todas partes, quería y exhortaba a los frailes que predicasen la PALABRA DE DIOS y que no hablasen sino de Dios. Ser dominico es ser testigo de la PALABRA DE DIOS.

Domingo de Guzmán, hombre obediente

Domingo de Guzmán sabe mandar porque ha sabido obedecer. Fue obediente ante los acontecimientos de su vida, se dejó guiar y vio en ellos la expresión de la voluntad de Dios. Ser dominico es crecer interiormente por la obediencia a la PALABRA DE DIOS.

Domingo de Guzmán, hombre en camino

Domingo fue un gran caminante. Los caminos fueron para él un lugar privilegiado en el que se manifiesta su fuerza interior, su espíritu de mortificación, su amor a la contemplación y su celo por la predicación. Ser dominico es estar en continua peregrinación.

Domingo de Guzmán, hombre alegre

Domingo es un hombre de profunda fe y caridad. Esa vida interior se expresa en su alegría. Es un hombre gozoso en las tribulaciones y paciente en la adversidad. Ser dominico es llevar la alegría de Dios a los demás.

Domingo de Guzmán, hombre humilde

La persona de Domingo se imponía por su humildad. Por ello se atraía fácilmente el afecto de todos. Todos los hombres cabían en la inmensa caridad de su corazón, y, amándolos a todos, de todos era amado. Ser dominico es dejar que Dios hable a través de nosotros.

Domingo de Guzmán, hombre de María

Domingo vive y predica la realidad de la encarnación del Hijo de Dios. Por ello la devoción a María fluye por sí sola. ¿No es Ella el primer y mejor testimonio de la realidad de los hechos en los que se funda nuestra fe?. Ser dominico es dejar que Jesús se encarne en nuestra vida.

Hagamos memoria de nuestros antepasados

Celebrar la fiesta de santo Domingo de Guzmán, nos lleva a hacer memoria de hombres y mujeres de fe y letras, de contemplativos y misioneros, mártires y apóstoles de la caridad, que han llevado la caricia y la ternura de Dios por doquier, enriqueciendo a la Iglesia y mostrando nuevas posibilidades para encarnar el Evangelio a través de la predicación, el testimonio y la caridad: tres pilares que afianzan el futuro de la Orden de Predicadores, manteniendo la frescura del carisma fundacional de santo Domingo. Papa Francisco.

Santo Domingo de Guzmán

“Santo Domingo decía a sus seguidores: «Con los pies descalzos, salgamos a predicar». Nos recuerda el pasaje de la zarza ardiente, cuando Dios dijo a Moisés: «Quítate las sandalias de los pies, pues el sitio que pisas es terreno sagrado» (Ex 3,5). El buen predicador es consciente de que se mueve en terreno sagrado, porque la Palabra que lleva consigo es sagrada, y sus destinatarios también lo son. Los fieles no sólo necesitan recibir la Palabra en su integridad, sino también experimentar el testimonio de vida de quien predica”. Papa Francisco.

Demos frutos de caridad

Amor y verdad son las sendas del Señor y a través de las enseñanzas de la comunidad cristiana católica de Colombia, se ha sembrado el don, el fruto y la acción del amor. Estamos llamados a continuar dando frutos de caridad en nuestras comunidades, aportando a la reconciliación y la paz de nuestra nación.

TOMÁS DE AQUINO

 

SAN ALBERTO MAGNO

 

MARTÍN DE PORRES

 

BREVE HISTORIA DEL MILAGRO DE CHIQUINQUIRÁ

La tradición nos cuenta que hace más de cuatro siglos don Antonio de Santana, encomendero de los pueblos de Suta y Chiquinquirá, solicitó al español Alonso de Narváez (1560) que pintara una imagen de la Virgen del Rosario, para colocarla en una pequeña capilla.

La pintura fue realizada sobre una tela de algodón de procedencia indígena, medía 1.10 centímetros de alto por 1.25 de ancho, Alonso de Narváez usó colores al temple, realizó una imagen de la Virgen del Rosario con el Niño Jesús, y a los lados puso al Apóstol San Andrés y a San Antonio de Padua.

El cuadro fue ubicado en la capilla que poseía don Antonio en sus aposentos de Suta, estuvo allí durante más de una década, pero la capilla tenía el techo de paja, lo que provocó que la humedad deteriorara la pintura hasta dejarla completamente borrosa.

El cuadro fue ubicado en la capilla que poseía don Antonio en sus aposentos de Suta, estuvo allí durante más de una década, pero la capilla tenía el techo de paja, lo que provocó que la humedad deteriorara la pintura hasta dejarla completamente borrosa.

Tras la muerte de Santana, su viuda, se trasladó a Chiquinquirá, hacia el año 1577-78. La imagen fue llevada a ese lugar, pero se encontraba en tan mal estado que fue abandonada en un cuarto, habitación que tiempo atrás había sido usada como oratorio.

Al comenzar el año 1586, se estableció en Chiquinquirá, una piadosa mujer, María Ramos, nacida en Sevilla (España), la señora reparó el viejo oratorio y colgó en el mejor lugar de la capilla, la deteriorada pintura de la Virgen del Rosario.

El día 26 de diciembre de 1586, María salía de la capilla, cuando pasó frente a ella una mujer indígena llamada Isabel y su pequeño hijo. En ese momento Isabel grito a María “mire, mire Señora…” Ella dirigió la mirada hacia la pintura, la imagen aparecía rodeada de vivos resplandores, prodigiosamente los colores y su brillo original habían reaparecido, los rasguños y agujeros de la tela habían desaparecido. Con tan maravilloso suceso se inició la devoción a Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá.

María Ramos fue hasta su muerte (1623) la primera guardiana de la imagen de Nuestra Señora del Rosario y desde el 30 de mayo de 1636 son los Frailes Dominicos sus guardianes. Hoy celebramos 98 años de la coronación de la Virgen del Rosario de Chiquinquirá como Reina de Colombia, ceremonia realizada el 9 de julio de 1919 en Santafé de Bogotá. La fiesta de la Renovación milagrosa del lienzo de Nuestra Señora es cada 26 de diciembre.

Este sitio web usa cookies para mejorar tu experiencia de navegación. Al continuar navegando, das tu consentimiento para su uso. Más detalles…